Fin de la rotación en las consultas de riesgo

19.9.16

Una rotación más que he terminado, y es que parece mentira pero los meses pasan muy rápido y el final de la residencia ya está muy cerca.

Si bien es cierto que no tenía muchas expectativas puestas en esta rotación, he de decir a día de hoy que me ha encantado. He aprendido muchísimas cosas; y sobre todo cosas que, hasta el día de hoy,  no nos han enseñado en la formación teórica de Barcelona y yo lo echaba en falta.

Como ya habéis podido ir leyendo en los últimos posts, ha sido una rotación muy completa, tanto en la obstetricia como en la ginecología; aunque personalmente creo que lo que más he aprovechado y en lo que más he aprendido, sobre todo por la novedad, han sido las consultas de ginecología.

De las consultas de obstetricia me quedo sobre todo con el saber hacer una ecografía; que, aunque no es función nuestra, creo que es bastante útil para nosotras poder utilizarla en un momento determinado para comprobar la presentación fetal y localizar el latido cardiaco del feto. Además, la consulta con las educadoras de diabetes gestacional pienso que también es muy útil para nosotras para poder comenzar a orientar a la mujer desde nuestra consulta en el momento que les comunicamos un resultado de diabetes gestacional sobre cómo realizar la dieta o explicarles que van a encontrar cuando les derivamos a su consulta.


De las consultas de gine me ha gustado todo. Me gusta saber el circuito y todo el proceso por el que va a pasar una mujer cuando hay sospecha de cualquier tipo de patología mamaria, ya que nosotras en este aspecto sólo nos limitamos a explicarles la autoexploración mamaria.
Sobre la esterilidad creo que es importante conocer todo el proceso por el que tienen que atravesar estas parejas para ser capaces de empatizar con ellos de la mejor manera y entender ciertos miedos y dudas que les puedan surgir a lo largo de las visitas que realicen con nosotras.
En cuanto a la patología cervical, más de lo mismo. Nosotras solemos quedarnos en realizar una citología y como mucho vemos el resultado de ésta y derivamos con el ginecólogo si es necesario. Poder ver esas lesiones "in vivo" con las tinciones es un paso más, ya que a no ser de que sea algo muy evidente nosotras con una simple especuloscopia es difícil que veamos algo más.
Y sobre la patología del suelo pélvico pues que deciros... Pienso que es un problema muchos más habitual de lo que debería serlo y muchas veces a edades que no correspondería, ya sea por los embarazos, trauma perineal tras el parto, mujeres que realizan deportes de impacto o simplemente por la edad. Creo que es una gran asignatura pendiente para los sanitarios, en la que nosotras como matronas podemos ser de mucha ayuda, así que todo lo que aprendamos será beneficio futuro para las mujeres con las que nos encontremos a lo largo de nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...