Gabinete de ecografías

8.8.16

Dentro de la rotación en las consultas de obstetricia de alto riesgo, hay días que los pasamos en los gabinetes de ecografía; donde se realizan las ecos de primer, segundo (morfológica) y tercer trimestre rutinarias, además de los ecocardios fetales, pruebas invasivas de diagnóstico prenatal (de las que os hablaré en otro post) y demás ecografías que puedan ser necesarias.

Ecografía del primer trimestre: sus dos finalidades principales son, por un lado determinar si es una gestación única o múltiple (y si éste es el caso determinar la corionicidad) y por otro, realizar la medición de los marcadores ecográficos para el cribado de cromosomopatías (presencia de hueso nasal, medición de la translucencia nucal...). Se mide el CRL (que es la medición craneo-caudal del feto para determinar la edad gestacional y modificar la FUR si es necesario), DBP (diámetro biparietal), el DOF (diámetro occipito-frontal); se valora el flujo del ductus venoso, el número de vasos del cordón umbilical, la presencia de las 4 extremidades, si estómago y vejiga son visibles, que la estructura cerebral se vea en forma de "alas de mariposa", que la pared abdominal y la espalda este formada y bien cerrada (para descartar defectos del tubo neural) y, por supuesto, que la FCF sea positiva.

Ecografía del segundo trimestre o morfológica: es la ecografía más larga y las "más importante" puesto que es en la que se descartarán posibles malformaciones estructurales fetales. En ella se miran "a fondo" todas las estructuras corporales: cráneo, extremidades (incluso se pueden contar los deditos de manos y pies), corazón (con sus 4 cavidades, las válvulas mitral y tricúspide, el foramen oval, la salida de los grandes vasos, la presencia de venas pulmonares...), el abdomen (presencia de estómago, vejiga, riñones, vesícula biliar, hígado, y que todos sean normales). Además se miden los flujos de ACM (arteria cerebral media), ductus venoso, arteria umbilical, y arterias uterinas; y DBP, DOF, perímetro abdominal, longitud del fémur, longitud del húmero. También se determina la presentación del feto, la localización de la placenta, nuevamente el número de vasos del cordón, y lo más esperado por muchos padres: el sexo del feto. (Como reflexión personal, me llama mucho la atención cómo hay algunos padres que están más "preocupados" por saber el sexo del bebé que esperan que por saber si éste puede tener algún problema)


Ecografía del tercer trimestre: es la ecografía con la que se valora que el crecimiento fetal sea adecuado.  Se valora la presentación fetal, la localización de la placenta, la cantidad de líquido amniótico y los 3 vasos del cordón. Se hace un repaso general de la estructura del cráneo, del corazón (las 4 cavidades y las salidas de los grandes vasos), que estómago, riñones y vejiga sean visibles. Se hace también la estimación del peso del feto midiendo DBP,  DOF, diámetro abdominal, longitud del fémur y longitud del húmero. Además se valoran los flujos doppler de la arteria uterina y arteria cerebral media.

Ecografía cardíaca fetal: esta ecografía no se les realiza a todos los fetos; únicamente se realiza en madres diabéticas, gestaciones conseguidas por FIV, si hay alguna patología cardíaca en la familia o si se ha visto alguna desviación de la normalidad en ecografías anteriores. La realiza un obstetra-ecografista junto con un cardiólogo neonatal y si se observa cualquier alteración se deriva al centro de referencia.

Lo que más me ha gustado de esta parte de la rotación es que, según con que gine pasase la consulta, muchas veces después de acabar de hacer ellos las mediciones que necesitaban me pasaban a mí la sonda del ecógrafo y así he aprendido a localizar si es una cefálica o unas nalgas, a localizar el corazón... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...