Balance de la primera rotación en paritorio

19.10.15

Parece que fue ayer, pero ya han pasado más de 4 meses desde que comencé la residencia y empecé mi rotación en el paritorio.

Más de 4 meses en los que he aprendido un montón de cosas. Recuerdo la ansiedad que sentía al inicio tras el paso de dejar un trabajo que dominaba, y llegar a un sitio donde todo era nuevo y tenía un mundo por aprender.
Me producían mucha ansiedad también las preguntas que hacían las parteras y que yo la gran mayoría de las veces no sabía responder y pensaba: "Pensarán que soy idiota". Ahora no es que sepa responder a todas sus preguntas, pero sí a muchas de ellas, y es algo que me reconforta.

Poco a poco he ido sintiéndome más segura al realizar tactos vaginales, al valorar registros (en esto aún me siento bastante insegura, poco registros me parecen completamente normales, aún cuando a veces lo son...). Parto tras parto voy sintiéndome más segura en el momento de extraer a los bebés y creo que voy mejorando mi "técnica" a la hora de proteger los perinés.

Quizás en lo que me noto más "floja" es suturando. Es muy complicado visualizar bien dentro de la vagina mientras suturas y distinguir bien los colores con la sangre que viene del útero o del propio desgarro; y no se puede separar, secar y suturar a la vez, me faltan manos!! Por fin he conseguido interiorizar en mi cabeza los movimientos con los dedos para hacer los nudos, pero muchas veces se me quedan flojos, por que me falta otra mano más para aguantar la tensión.

En cuanto a números; creo que no voy mal para el cumplimiento de los objetivos mínimos.
He hecho 29 partos (de ellos 10 naturales: 3 a cuatro patas encima de la cama y uno en la silla de partos).
Con el seguimiento de parturientas de bajo riesgo creo que no tendré problemas, puesto que llevo 34, y el seguimiento de parturientas de alto riesgo ya casi he llegado al objetivo mínimo, ya que tenemos que cumplir con 40 y solo en estos meses he hecho 33 seguimientos.

Aún me quedan 6 semanas de rotatorio en paritorio antes de terminar el primer año (que será mi última rotación), así que ya hablaremos del balance final de números en el primer año.

Además, he tenido la suerte de coincidir con matronas y matrones maravillosos, que a parte de enseñarme todo lo que ahora sé, me han tratado a las mil maravillas. Me he sentido integrada en el equipo y valorada, me he reído un montón y me han ayudado a que la estancia tan lejos de mi casa y de los míos sea un poco más llevadera.

Ahora toca comenzar una nueva etapa. Me toca iniciar el rotatorio en primaria y aprender otra parte de esta profesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...