Partos instrumentados

24.8.15

Sé que llevo poco tiempo de residencia, pero ya ha sido suficiente para tener una opinión propia acerca de los partos instrumentados.

He podido presenciar todo tipo de partos instrumentados: cesáreas, fórceps, espátulas y ventosa.

No voy a debatir las indicaciones de instrumentación, porque está claro que cuando hay un riesgo para el bebé hay que acabar cuanto antes con el parto, pero hay otras veces que no se da el tiempo suficiente a que el proceso natural siga su curso. Si bien es cierto que cuanto más precoz sea el ingreso al iniciarse el proceso del parto más probabilidades hay de que se intervenga en él (rotura artificial de bolsa, empleo de oxitocina, multitud de tactos vaginales, medición de ph fetal, partos instrumentados...), es muy difícil mandar a casa a las parturientas cuando vienen por urgencias porque creen que ya están de parto y piensan que tienen que ingresar pero realmente aún están en fase de pródromos; y muchas veces se cede a esa "presión" y se las ingresa con todos estos riesgos que ya he comentado.

Sobre la cesárea, pues poco hay que comentar puesto que es una intervención quirúrgica, con todos los riesgos que de ello deriva. En nuestro hospital no se realizan partos de nalgas por lo que las presentaciones de nalgas se programan para cesárea. También se programa cesárea en casos de malformaciones cardiacas fetales para evitar el estrés que supone el parto para el bebé.


En cuanto a los fórceps, espátulas y ventosa, aunque permiten un parto por vía vaginal me parecen muy agresivos para el periné femenino (los desgarros y las episiotomías son bastante frecuentes si se utilizan) y me gustaría saber a largo plazo cómo evolucionan en su recuperación las puérperas, si tienen problemas de incontinencia, problemas en las relaciones sexuales...
Y los bebés, aunque es verdad que para ellos no tienen ningún riesgo y supone acortar el tiempo de expulsivo y disminuir el riesgo de sufrimiento fetal cuando el RCTG no es normal, siempre salen con alguna marca en su cara (en el caso de espátulas o fórceps) o con el típico huevito en la cabeza (si es con ventosa) y a mi la verdad que me da penilla verlos así.

¿Cuándo se elige uno u otro? Pues depende de lo que necesitemos hacer en cada caso. La ventosa lo que permite hacer es la flexión cefálica y tracción. El fórceps, flexión cefálica, tracción y rotación. Y las espátulas de Thierry lo que permiten es ampliar el canal del parto, y la tracción cefálica.



Aquí se sigue utilizando la ventosa neumática con la que cada minuto se tiene que ir aumentando 100 mmHg la fuerza de succión y cuando llega a 500 mmHg es cuando los gines hacen la maniobra para extraer al bebé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...