El bebé es un mamífero (reseña)

31.7.15

Hoy vengo con un nuevo post extra, con la reseña de un nuevo libro.
Es el turno de El bebé es un mamífero, del Dr. Michel Odent.

Como en el anterior post, vamos a conocer quién es el autor. Es un médico obstetra francés, conocido por ser uno de los mayores defensores del parto natural. Además, es el primero en presentar un artículo sobre el inicio de la lactancia materna en la primera hora tras el parto.
Tiene varias publicaciones: La salud y los ácidos grasos esenciales; El agua, la vida y la sexualidad; La cientificación del amor; El granjero y el obstetra; Nacimiento renacido; La cesárea: ¿problema o solución?; La vida fetal, el nacimiento y el futuro de la humanidad; Las funciones de los orgasmos: la vía rápida hacia la trascendencia; El bebé es un mamífero; y, El nacimiento en la era del plástico.



Y ahora vamos con el libro, que es lo que nos interesa.
Tiene 146 páginas, divididas en 14 capítulos:
1. Raíces profundas
2. Al alba de la era postelectrónica
3. El hospital del futuro
4. En otro planeta
5. El reflejo de eyección del feto
6. Los gatos
7. Lo antiguo y lo nuevo
8. Calostro y civilización
9. De Malawi a Holanda
10. Fotos y vídeos
11. La comadrona Freud
12. La hormona del amor
13. Lactancia y estructuras familiares
14. El tiempo de las canciones de cuna

Es un libro escrito para hacernos reflexionar sobre la manera en la que ha cambiado la forma de nacimiento en el mundo.
Nos compara a los humanos con el resto de mamíferos del mundo animal, en cómo necesitamos una privacidad e intimidad en el proceso del parto; cómo se desarrolla mejor todo el proceso si hay cierta oscuridad.

Debate sobre si la pareja de la parturienta debe estar o no presente en el parto, puesto que la vivencia de todo el proceso puede suponer para muchos hombres la disminución de su líbido y la pérdida de la atracción sexual hacia su pareja.

Nos habla también de un estudio hecho en Holanda en el que se compara la mortalidad perinatal en partos atendidos tanto en casa como en el hospital únicamente por matronas, con partos en los que intervienen los ginecólogos; siendo menor la mortalidad en los atendidos exclusivamente por matronas.

Y además nos habla de los que el diferencia como dos tipos de matronas: la silenciosa con más experiencia que interfiere poco en el proceso del parto y su actitud es de observadora y facilitadora ofreciendo esa intimidad de la que os hablaba antes; y la comadrona que necesita estar constantemente animando y dirigiendo a la parturienta en su proceso.

Sin duda un libro recomendado que nos hace reflexionar si no deberíamos humanizar más el parto y dejar atrás la era postelectrónica de los últimos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...