La mudanza

29.5.15

¿Alguna vez os han dicho que en una casa se guarda mucha "mierda"? 
Bueno, pues es verdad. 
Hasta que no empecé a preparar las cajas y maletas para la mudanza no fui realmente consciente de todas las cosas que tengo acumuladas en una sola habitación. Y ahí llegó el problema: qué debo y qué no debo llevar para empezar mi nueva vida.


En principio me habría llevado todo, porque creo que todo son cosas que quiero tener cerca; pero después, siendo realista, me di cuenta que a parte de ropa, zapatos, complementos y todo lo relacionado con la higiene personal, pocas cosas son las que realmente hacen falta. Un par de fotos de familia y amigos, y un par de objetos o dos es todo lo que me llevo.

Los recuerdos de mi vida que guardo en la que hasta hace poco era mi habitación seguirán allí guardados esperando mi regreso, y a los que se unirán (estoy segura) un montón de recuerdos de estos dos años que acaban de comenzar.

Y así, metí todo en mi coche y puse rumbo hacia mi nueva vida, diciendo hasta pronto a los míos y con alguna lagrimilla en mis ojos de alegría al comenzar una aventura que siempre deseé, incertidumbre ante todo lo nuevo que queda por vivir y pena (por qué no decirlo) por separarme de mi familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...